14 junio 2006

Un Ford con cabina Chevrolet???

Durante la SGM, la factoría Ford de Amberes construyó bajo control de la Wehrmacht el Ford V3000S, el nuevo modelo estándar de 3 toneladas que Ford Köln (la factoría alemana de Colonia) introdujo en 1941 y que se basaba en el 018T/098T americano de 1940. A la fábrica belga le llegaban compontes de Ford Köln, Ford Amsterdam y Ford Poissy (Francia), y pese a las dificultades de aprovisionamiento de materias primas, escasez de personal y talleres capacitados, poco a poco se fue incrementando el número de piezas propias. Pero lo más interesante sucedió a partir de mayo de 1942: muy probablemente a causa de los bombardeos aliados, las cabinas Ford que hasta entonces se prensaban en la cercana factoría Bell dejaron de llegar, y el mando alemán decidió entonces que fuese la factoría de General Motors en Amberes, por entonces encargada del reacondicionamiento de motores, la que suministrase las mismas. Lo inimaginable estaba a punto de suceder: un Ford con cabina Chevrolet! Las piezas se estampaban y montaban en las instalaciones de General Motors, las cabinas terminadas se cargaban en carros de madera y se trasladaban a la Ford, en el extremo opuesto de la misma calle. Comparad la cabina con la de cualquier otro V3000S...



Aunque ya en la posguerra y reformado para el servicio con los bomberos voluntarios de Maria Lanzendorf en Austria, la foto superior es probablemente la mejor que existe de uno de nuestros amigos. De este extraño híbrido se fabricaron no menos de 7.000 unidades de los que tan sólo hace unos años se localizó un maltrecho superviviente en Noruega. Son camiones realmente difíciles de ver en fotos de la época, de las que hasta ahora sólo se conocían 4 ó 5... hasta ahora. El caso es que hace un par de años apareció en eBay una pequeña serie de fotos tomadas en el verano del 45 en un campo de prisioneros alemanes. Aparecían vehículos bastante interesantes y uno en particular, repintado con los colores de la Cruz Roja, me llamó la atención desde el primer momento.... "esto... esto... esto es un Ford con cabina Amberes!!!". Allí estaba, tan huidizo como en las fotos conocidas hasta entonces. No perdí oportunidad, nadie en la puja por las fotos se dió cuenta de cuán raro y excepcional era aquel camioncito blanco, y por unos pocos euros (cosa más rara aún) está ahora en mi álbum.



La cabina Amberes es de formas más redondas y suaves que la Ford original, pero si hay problema en identificarla sólo hay que fijarse en dos detalles típicos. El primero, la forma de la moldura entre la cabina y el morro, que aparece "mordida" por su parte superior y que "sube" desde la puerta hasta el motor. Y dos, la maneta de la puerta, que se encuentra debajo de su moldura, cuando en la cabina Ford se sitúa en la misma.



Ahora, a repasar fotos... de momento he localizado dos más.

1 comentario:

Pato dijo...

Buen ojo Diesel... uno nunca termina de aprender.
A ver si tengo suerte entre mis fotos :-)
Saludos

Pato